EnglishSpanish

Las vacunas enseñan al sistema inmunitario a combatir los virus de modo de evitar las complicaciones graves. Las vacunas contra el COVID-19 son un ejemplo de esto. En la actualidad, las vacunas autorizadas y recomendadas para prevenir el COVID-19 son las de:

Hay algunas otras vacunas contra el COVID-19 con ensayos clínicos en curso que podrían recibir una Autorización de Uso de Emergencia más adelante. Entre estas se incluyen las vacunas de:

  • Oxford-AstraZeneca
  • Novavax

Vacunas de ARNm

Las vacunas de Pfizer-BioNTech y Moderna utilizan el ARNm (ARN mensajero). Las vacunas de ARNm son un nuevo tipo de vacunas que funcionan de forma diferente a las otras vacunas que usted podría haber recibido anteriormente, como la vacuna antigripal o la vacuna contra la varicela. Sin embargo, el resultado es el mismo: lo protegen contra una enfermedad específica.

Las vacunas de ARNm dan instrucciones a las células de nuestro cuerpo para que fabriquen una proteína específica del virus contra el que intentamos protegernos. Las células inmunitarias del cuerpo pueden entonces reconocer a la proteína como extraña y combatirla generando anticuerpos. Lo que hacen las vacunas de ARNm contra el COVID-19 es dar instrucciones a nuestras células para que fabriquen una porción de “proteína de la espícula” presente en la superficie del virus que causa el COVID-19 (el SARS-COV-2).

Cuando las células inmunitarias reconocen y atacan esta proteína de la espícula, el organismo aprende a protegerse contra el COVID en el futuro. Al igual que otras vacunas, las vacunas de ARNm brindan protección sin necesidad de que las personas corran el riesgo de sufrir las graves consecuencias de contraer el COVID-19.

Si bien las vacunas de ARNm contra el COVID-19 son las primeras de su tipo, los investigadores han estado estudiando y trabajando con posibles vacunas de ARNm desde hace más de una década.

Tanto la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech como la de Moderna son vacunas de ARNm. Sin embargo, existen algunas diferencias entre ellas que las personas deben tener en cuenta:

Vacuna contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech

La vacuna de ARNm de Pfizer-BioNTech se recomienda para personas mayores de 16 años y se administra por inyección en el músculo del brazo.

Se administra en dos dosis, con 21 días de diferencia, y no contiene huevos, conservantes ni látex.

Según los datos de los ensayos clínicos, la vacuna tiene una eficacia del 95 % para prevenir el COVID-19 en personas que no presentan señales de infección previa. Esto significa que obtuvieron la protección de la vacuna, en lugar de obtenerla de los anticuerpos que las personas generan después una infección por coronavirus.

Conozca cuáles son los efectos secundarios de esta vacuna y quiénes no deberían recibirla. .

Vacuna contra el COVID-19 de Moderna

La vacuna de ARNm de Pfizer-BioNTech se recomienda para personas mayores de 18 años y se administra por inyección en el músculo del brazo.

Se administra en dos dosis, con 28 días de diferencia, y no contiene huevos, conservantes ni látex.

Según los datos de los ensayos clínicos, la vacuna tiene una eficacia del 94,1 % para prevenir el COVID-19 en personas que no presentan signos de infección previa.

Conozca cuáles son los efectos secundarios de esta vacuna y quiénes no deben recibirla.

Vacuna de Johnson & Johnson/Janssen

La vacuna de Johnson & Johnson/Janssen es una vacuna de vector viral. Las vacunas de vectores virales son un tipo de vacuna que se utiliza para protegerse contra los virus. Actualmente se están investigando algunas vacunas de este tipo en contra del COVID-19.

Este tipo de vacuna usa virus vivos (pero seguros) para transportar instrucciones a las células. En el caso del COVID-19, estas instrucciones le permiten al cuerpo crear la “proteína de la espícula” que las células inmunitarias reconocerán como parte del virus que causa el COVID-19 (el SARS-COV-2). Esto permite que el sistema inmunitario de una persona desarrolle protección contra el virus para defenderse ante una posible exposición al SARS-COV-2. Este tipo de vacuna y la vacuna de ARNm son ligeramente diferentes en cuanto a cómo transportan las instrucciones a las células, pero son iguales en cuanto a cómo ayudan a que el cuerpo se proteja contra el coronavirus.