English | Spanish

Historia sobre Derrick Pitts y la vacuna

Derrick Pitts gets his shotDurante las largas noches de febrero, los planetas Mercurio, Júpiter, Saturno y Venus se pueden ver simplemente usando un par de buenos prismáticos justo antes del crepúsculo.

Esto se suele interpretar como promesa de un clima más cálido por venir y del resurgimiento de la vida vegetal después de la larga siesta invernal.

Para el astrónomo Derrick Pitts del Franklin Institute, todo esto confluyó a la perfección la mañana de su cita de vacunación contra el COVID-19.

Fue el primero en la fila y recibió la oportunidad de forma muy similar a como las estrellas reciben a la noche, con la confianza de días más cálidos y mañanas más brillantes.

“Esta resultó ser mi mejor experiencia con las vacunas”, dice Pitts. “La aguja era muy fina y no se siente absolutamente nada”.

Desde una perspectiva científica, Pitts también considera que la vacunación es lo más segura posible.

“Se trata de ciencia muy básica”, señala. “Lo que se hace con la vacuna no daña al organismo en modo o forma alguna. Se trata simplemente de colocar instrucciones en el organismo para indicarle cómo crear lo que necesita para protegerse contra el COVID.”

“Eso es lo bueno que se logra con esta vacuna”, enfatiza, “y no hay nada de qué preocuparse.” No hay ninguna razón en el mundo para no ponerse esta vacuna, y todas las razones del mundo para ponérsela: su familia”.